“Una acción de fe” lo hace comprar sus boletos para emprender un nuevo rumbo en EE. UU.

Fue el 14 de febrero de 2021 cuando José Miguel Morales llegó a Charlotte, Carolina del Norte, junto a su esposa e hijos. El deseo de viajar en busca de otras oportunidades siempre fue un anhelo familiar y terminó tomando fuerza cuando su negocio; un jardín infantil, no sobrevivió a la pandemia.

El trabajo que desempeñaba en su país Colombia hasta ese entonces dependía de los colegios y había gran incertidumbre por cuándo volverían abrir las instituciones educativas. Por lo que vieron un buen momento para dar el paso. “Compré tiquetes cinco meses antes, con fronteras cerradas, embajada cerrada, pues mis hijos no tenían visa. Fue una acción de Fe”, dijo José Miguel.

Adicional al jardín de infancia, el cual dirigía su esposa, José Miguel trabajaba impulsando un servicio llamado Katü, el cual es un sistema que permite en los colegios eliminar el dinero en efectivo y controlar la alimentación de los niños, por parte de los padres con una manilla inteligente.

José Miguel es comunicador social y periodista, ejerció el periodismo deportivo en su país y ha logrado desde su nuevo nido buscar la forma para hacer lo que le apasiona.

José M. Morales durante transmisión deportiva desde Colombia

Cubrió el Mundial Sudáfrica 2010, dijo “uno de mis mayores logros profesionales, aunque también lo fue crear un área de comunicaciones en una empresa con más de 2.500 funcionarios”.

Desde la Ciudad Reina Charlotte

“Llegamos de Bogotá, donde vivimos toda la vida. Llegamos a Charlotte porque aquí viven tres hermanos con sus familias. Siempre me dijeron amigos que viven aquí: “Si te vienes a USA, que sea donde tengas familiares”. Fue un buen consejo. Lo primero que hice fue conseguir un carro y contratar un experto que me asesorara en procesos de migración, pues tenía claro que tenía que buscar un camino para tener un estatus aquí (hoy somos residentes permanentes)”.

José Miguel Morales junto a su familia

José Miguel logró ponerse en contacto para colaborar con la influencer María Helena Suárez, de 40 años, en la producción de sus videos y eso lo alternó con trabajos de limpieza.

Extraña a su gente, a su familia, a su hermana melliza que no puede venir a los Estados Unidos, el esposo de su hermana es su gran amigo y su hijo nació con 20 días de diferencia al hijo de José Miguel, “me duele no poder juntarlos todavía”, dijo.

World Social Manager: su empresa

José Miguel nos cuenta de lo convencido que está, que para salir adelante en este país de las oportunidades “depende exclusivamente de uno”.

“Creé mi empresa, se llama World Social Manager y mi lema es “Inspira con tu conocimiento”. A través del diseño gráfico, publicidad y lo audiovisual creo que todos tenemos valor que aportar a la sociedad. Buscó darle un manejo de branding correcto a las empresas, que todo lo que hagan sea coherente en sus comunicaciones corporativas”.

Para él fue una gran experiencia hacer en Carolina del Norte el Festival Colombiano 2023, el cual le abrió las puertas y empezó a darse a conocer.

Asimismo, creó el canal en redes sociales @travesiacharlottefc un espacio que nació junto al comienzo del Charlotte FC en su participación en la MLS hace dos años y que le permite seguir con su pasión hacía el periodismo deportivo.

Su mensaje a otros migrantes no podía faltar; “Creo que de alguna manera hay una vía legal para poder quedarse en Estados Unidos y que busquen una asesoría de confianza para iniciar el camino. Que emprender es una vía que abre muchas puertas y aquí hay mucho por aportar, porque los hispanos tenemos muchas competencias que nos hacen fuertes en un país que les agrada el buen trabajo”.

Gracias José Miguel por compartir tu historia que aún tiene un largo y exitoso recorrido. Te deseamos lo mejor, sigue adelante que sí se puede.

Me despido, hasta la próxima historia.

Adriana Henríquez

@migrantesenvuelo