Venezolana se reinventa con éxito preparando la tradicional “Chicha”

La protagonista de esta historia es una venezolana que decide emigrar en familia en el 2016. Es graduada en Administración de Empresas y hoy desde Carolina del Norte administra su propio negocio que surgió luego de la pandemia de Covid-19. #MiVuelo presenta a Daisa Jiménez.  

Fue el 3 de agosto de 2016, cuando Daisa junto a su esposo Daniel y sus dos hijos Andrea Carolina y Daniel Andrés deciden tomar nuevos rumbos, una vez más la situación país con sus problemas de inseguridad, educación, entre otros, hicieron que una familia venezolana se alejara de su tierra amada.

“Siempre habíamos planificado un futuro maravilloso para nuestros hijos, pero lamentablemente la situación no nos ayudó”, dijo Daisa.

Daisa es de Valencia, estado Carabobo, pero se considera también caraqueña porque vivió gran parte de su vida en la capital del país. De hecho, allí nacieron sus hijos, se graduó de Administración de Empresas, y trabajó en la industria petrolera, pero luego de discrepancias con el régimen actual tuvo que salir.

“Paralelamente tenía mi empresa de organización de eventos y me iba muy bien, cuando de repente de un día para otro tuve que abandonar el país que me vio crecer”, nos contó Daisa.

Al llegar a los Estados Unidos vivió lo que muchos migrantes experimentan, días de mucha incertidumbre y le tocó hacer lo que nunca imaginó, trabajar en limpieza, warehouse, etc, pero pudo salir adelante, enfocada y con disciplina siempre en unión familiar que es su concepto principal. Dijo: “decidimos venir a este gran país por todas las oportunidades y hoy me atrevo a decir lo hicimos muy bien”.

Daisa extraña todo de su país, la hermandad entre todos, la amabilidad y por todo a su familia que aún una gran parte se encuentra allá.

Emprender post pandemia

Muchas personas en Charlotte y sus alrededores ya han probado la rica chicha que prepara Daisa, sí, resulta que todo comenzó en noviembre del 2021 cuando tomó fuerza la idea de hacer chicha, esa rica bebida latinoamericana muy famosa y tradicional, entonces decide crear su propia marca que lleva por nombre “Titi Chicha’s DJ”.

Dijo, “a partir de ese momento tuve una gran receptividad de clientes y amigos de esta manera salí adelante con mi emprendimiento y en este momento puedo decir lo logré“.

Daisa asegura que con cada historia contada por sus clientes al probar su chicha la llenan de mucha satisfacción y alegría, lo que se convierte en el gran empuje de cada día para crecer aún más.

Felicidades Daisa por tu logro, por tu emprendimiento y por mostrar que sí se puede, que reinventarse dignamente es posible y trasladar a tanta gente a su país cada vez que prueban la chicha es lo máximo.

Gracias por permitirme compartir tu historia migrante, te abrazo.

Me despido, hasta la próxima historia,

Adriana Henríquez

@migrantesenvuelo