Su plan no era emigrar de Colombia, pero un viaje de paseo a EE. UU. lo cambió todo

La protagonista de esta historia es colombiana y durante un viaje a Charlotte, NC, conoce a su actual esposo. Ese paseo lo cambió todo y aunque regresó a su país, luego de un tiempo vuelve a viajar a la Ciudad Reina para radicarse definitivamente. #MiVuelo presenta a Daniela Montes.

Fue en agosto de 2017, cuando Daniela viaja rumbo a los Estados Unidos desde su país Colombia. “No era mi plan emigrar, en ese entonces estaba pasando por una situación difícil y dolorosa en Colombia. Mi mamá tenía una invitación a pasear aquí en Charlotte y me trajo precisamente para despejar la mente, justo en ese paseo conocí a mi esposo actual, volví a mi país y después de unos meses decidí regresar y después al quedar embarazada decidí quedarme”.

En Colombia, Daniela estudió Contabilidad y se graduó en la universidad, realizó sus prácticas empresariales en un banco y estaba trabajando en conjunto con sus padres en la empresa que ellos actualmente tienen que es de compra y venta de prendas de vestir y calzado.

De esos primeros trabajos que hizo al radicarse en Estados Unidos fue de mesera, lo hizo por varios años en un restaurante colombiano. También laboró un par time en un almacén de ropa.

Daniela extraña ese intercambio o interrelacionarse con otras personas, asegura que aquí en su nuevo nido tienen amistades que se han convertido en su familia, pero “es muy diferente porque cada uno está enfocado en sus quehaceres, y en su propio afán, no hay mucho tiempo de compartir y se siente mucha soledad. También extraño mucho a mi familia porque aquí no tengo a ninguno de ellos”, dijo.

Daniela junto a su familia.

Decidió emprender en la Ciudad Reina

Decide emprender porque al estar sola con su esposo y sus hijos pequeños se le dificultaba tener un trabajo tiempo completo, además a Daniela le encanta sentirse productiva y siempre le gusta hacer algo y aportar a su hogar. Es así como empezó a preparar mini donitas temáticas y personalizadas. En Instagram la ubican como: @donutworry_minidonuts

Explicó que “la idea de las donitas en realidad no fue del todo mía, fue de una prima en Colombia que se dedica a hacer esto mismo, ella me compartió mucho conocimiento y yo empecé a capacitarme“. Lleva más de 8 meses con su emprendimiento, nos cuenta que, aunque está iniciando, disfruta lo que hace y tiene muchas ideas para el futuro.

Mensaje

Para finalizar, Daniela envió su mensaje a otros migrantes basado en tres puntos:

  1. “¿Cuántas cosas perdemos por miedo a intentar? por miedo a fracasar? o al qué dirán los demás? Nosotros mismos somos los dueños de nuestro propio destino y los que haremos posible nuestros sueños. Nadie más. ¡¡Solo lo que hagamos por nosotros mismos!! Hay muchas personas con ideas durante años con talentos y capacidades escondidas que no se dan cuenta que las tienen por miedo a intentar. Tal y como me pasó a mí, yo no tenía idea que podía tener creatividad o siquiera tener la capacidad de decorar algo”.

 

  1. “Todo es un proceso y hay que disfrutarlo, como seres humanos cometemos el error de querer resultados inmediatos y nada bueno sucede de la noche a la mañana, la clave es disfrutar lo que puedes hacer ahora de acuerdo con tus circunstancias actuales y siempre tener GRATITUD“.

 

  1. “Por naturaleza somos seres sociales y comunitarios, como migrantes en vuelo es importante ayudarnos unos a otros. Ayudar a volar y servir al otro es gratificante. Ser luz en la vida de otros nos ayuda a sentirnos mejor en medio de un país que nos brinda muchas oportunidades pero que, al principio es un poco difícil a nivel emocional, cuando dejamos atrás nuestro país de origen y nuestras costumbres”.

Gracias Daniela por tu mensaje y compartir tu experiencia en nuestro espacio,

Me despido hasta la próxima historia,

Adriana Henríquez

@migrantesenvuelo