Ecuatoriana emigra con su hijo a los EE. UU. e inició limpiando mansiones

La protagonista de esta historia es ecuatoriana y emigra con su hijo para reencontrarse con sus familiares. Inició limpiando mansiones en EE. UU. para poder establecerse. #MiVuelo presenta a Ana Cristina Lozano.

Fue en febrero de 2006 cuando Ana Cristina viajó directamente desde Ecuador hacia los Estados Unidos con su hijo para estar con su familia (mamá, papá, hermanas y novio). Estuvo a la espera de sus documentos hasta que el momento llegó.

Ya son 18 años en los Estados Unidos y hoy nos relata su experiencia en el país de las oportunidades. En su país, antes de emigrar, inició sus estudios universitarios en el área de diseño gráfico, pero no logró terminar la carrera.

Cuando llegó a los Estados Unidos, en su nueva realidad debió trabajar limpiando casas. Dijo: “solo era 10% bilingüe y sin carro propio, así que trabajé en una compañía limpiando mansiones donde me proporcionaban todo lo necesario, incluyendo un carro para movilizarme”.

Aunque era una ventaja tener a su familia cerca, Ana Cristina debía hacerse cargo de sus cosas y su gran responsabilidad, su hijo.

Ella extraña las reuniones familiares en su país, junto a su abuela, tíos, primos y amigos.

Pasado un tiempo, específicamente en 2019, inició a darle forma a una idea que tenía, tuvo conversaciones y fue en octubre de 2023 cuando se atrevió a emprender y nació su proyecto llamado “Ikigai Bold”.

Cortesía

Su emprendimiento con concepto japonés

Explica que “Ikigai Bold nació para poder distribuir mis productos que importo desde Ecuador. Por ahora, tengo Nostalgia café liofilizado to go y La Sirena, 5 sabores de barras de chocolate de 65% CACAO, productos ecuatorianos”.

Ana Cristina mencionó que la intención es explorar la convergencia de los cuatro elementos principales:

  1. Lo que amas (tu pasión)
  2. Lo que el mundo necesita (tu misión)
  3. En qué eres bueno (tu vocación)
  4. Por qué te pueden pagar (tu profesión)

Para finalizar, recomendó a muchos migrantes que recuerden su propósito o el motivo por el que emigraron de su país. Dijo: “enfocarse en la meta, en lo que quieren lograr sin olvidarse de que hay que disfrutar el camino y no escuchar cosas negativas de gente que no está donde ellos quisieran estar o llegar”.

Gracias, Ana Cristina, por compartir en este espacio tu experiencia. Te deseamos éxito.

Me despido hasta la próxima historia.

Adriana Henríquez

@migrantesenvuelo