Chef peruano emigró tras el cierre de su negocio y una quemada en su mano le da un giro a su vida

El protagonista de esta historia es un Chef peruano que emigró tras el cierre de su negocio en Perú por la pandemia de covid-19. Junto a su esposa y dos hijos decide dar un giro completo a su vida en busca de nuevas oportunidades y desde Charlotte, Carolina del Norte nos cuenta su historia. #MiVuelo presenta a Carlo Mori.

Su vuelo rumbo a los Estados Unidos fue en noviembre de 2021. En su país todo marchaba bien, tenía su negocio desde el 2012 y funcionaba como una productora de eventos, tenía su restaurante y se dedicó más al área de comida hasta el 2020.

Desde pequeño le llamaba la atención la cocina. Tenía una nana que preparaba platos muy ricos y a él le gustaba observar mientras ella cocinaba, también la acompañaba en las compras porque le llamaba la atención ver las verduras y hortalizas frescas en el mercado.

Dispuesto a ofrecerle un cambio a su familia y en busca de oportunidades, llegó a este país para hacer de todo y empezar de nuevo, de hecho, inició lavando platos.

El Chef Carlo Mori y su familia.

Atravesó por muchos cambios y el proceso de adaptación a una nueva cultura le permitían ir descubriendo y viendo las posibilidades de acercarse a su área. Un día bajo una dinámica de gran demanda de comidas, un ritmo acelerado en medio de una cocina en restaurante cubano peruano Carlo se quema su mano derecha con aceite caliente, por cierto, a su cicatriz le llama “Herida de guerra”. Tras este hecho, decide convertirse en jefe de su propia cocina.

“Vamos con fe”

Bajo el lema “vamos con fe” a Carlo lo acompaña su hermosa esposa Denisse Arnao, quien estudió publicidad en su país (Perú) y siempre le ha gustado organizar eventos. Hoy es la mánager de un equipo que trabaja con amor.

A pesar de que Carlo extraña los insumos y productos frescos para cocinar de su país, en su nuevo nido se atrevió a dar lo mejor con lo que tiene a su alcance y es como desde “Mr. Mori” ofrece un servicio de catering. “Hago buffets para eventos ya sea cumpleaños, matrimonios entre otras celebraciones”, dijo. Lo pueden ubicar en sus redes sociales como @mrmoricatering

El Chef Carlo ha demostrado que todo es posible, dejó un mensaje para otros migrantes: “nada en la vida es fácil, con esfuerzo y dedicación todo se puede lograr y sobre todo con fe, mucha fe”.

Carlo recibió reconocimiento de Peruvian Chefs, una organización que promueve el arte culinario peruana en Estados Unidos.

Gracias Carlo, te deseamos éxito y que sigas deleitando los paladares de muchas personas que valoran tu esfuerzo y disfrutan tus platos.

Me despido hasta la próxima historia,

Adriana Henríquez

@migranteenvuelo